logo
Imprimir
25-03-2021 | 21:34hs
•ANDORRA

El Open de Miami, el inicio del todo

La gran rivalidad tenística entre Roger Federer y Rafa Nadal se inició hace 17 años en el ATP Miami

El mundo del deporte disfruta de los últimos coletazos de una rivalidad histórica que seguramente quedará en la memoria y el recuerdo hasta el fin de los días. El español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer personifican una generación única del deporte de la raqueta, cada uno con  un estilo diferente, pero igualmente meritorio y, seguramente, nostálgico. 

El origen de este duelo espectacular, analizando en las universidades, motivo de tertulias e incluso protagonista de apuestas de tenis, tiene su origen en el ATP Miami, torneo que precisamente esta semana inicia una nueva edición en el mítico Hard Rock Stadium, que se alargará hasta el próximo 4 de abril. En concreto, tenemos que recular hasta el 2004 para encontrar la génesis. 

Aquel año, concretamente un 28 de marzo, un joven Nadal que todavía no había llegado a la mayoría de edad se plantaba en la tercera ronda del campeonato. El mundo tenístico ya conocía algunas de sus grandes virtudes, ya era considerado como uno los talentos en ciernes más a tener en cuenta, pero en ningún caso se esperaba lo que pasó. Y es que el español, con un tenis mordaz y potente, dos de sus señas de identidad, se impuso a Federer, entonces número uno del mundo, por un doble 6 a 3, después de un trepidante encuentro en el que Rafa supo desconectar todo el potencial y puntos fuertes de su oponente, que hasta entonces parecía invencible. 

Aquel fue el punto de partida de una rivalidad histórica. Una rivalidad que ha descrito, y marcado, la evolución del tenis del siglo XXI, dejando a su paso duelos espectaculares, inolvidables, en el que dos estilos completamente antagónicos, pero complementarios en la pista tal y como se ha demostrado, se exhibieron por todo el planeta, generando una incipiente afición por el tenis.

Estilos antagónicos

En efecto, quizá el mayor aliciente de dicho duelo han sido sus respectivos estiles, diferentes y hasta cierto punto antagónicos. Así pues, de Nadal es conocida su tenacidad, con una gran capacidad de sacrificio y lucha, y con un juego agresivo que desde la línea de fondo está sustentado por sus golpes fuertes y su enorme velocidad. Por el otro lado encontramos a Roger, un tenista versátil, elegante y con un ataque de media volea que es marca de la casa.  




Link:
https://andorranoticies.com/noticia/63483_elopendemiamieliniciodeltodo-1.htm